10 señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer

alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores. La demencia es un trastorno cerebral que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias.

El Alzheimer comienza lentamente. Primero afecta las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Las personas con el mal pueden tener dificultades para recordar cosas que ocurrieron en forma reciente o los nombres de personas que conocen. Un problema relacionado, el deterioro cognitivo leve, causa más problemas de memoria que los normales en personas de la misma edad. Muchos, pero no toda la gente con deterioro cognitivo leve, desarrollarán Alzheimer.

Con el tiempo, los síntomas del Alzheimer empeoran. Las personas pueden no reconocer a sus familiares. Pueden tener dificultades para hablar, leer o escribir. Pueden olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello. Más adelante, pueden volverse ansiosos o agresivos o deambular lejos de su casa. Finalmente, necesitan cuidados totales. Esto puede ser muy estresante para los familiares que deben encargarse de sus cuidados.

El Alzheimer suele comenzar después de los 60 años. El riesgo aumenta a medida que la persona envejece. El riesgo es mayor si hay personas en la familia que tuvieron la enfermedad.

Ningún tratamiento puede detener la enfermedad. Sin embargo, algunos fármacos pueden ayudar a impedir por un tiempo limitado que los síntomas empeoren.

Cómo comienza el Alzheimer?

Las 10 señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer son:

1. Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana: Una de las señales más comunes es olvidar información recién aprendida. Se olvidan fechas o eventos importantes, se pide la misma información repetidamente se depende de otros para hacer cosas que antes se hacía solo.


2. Dificultad para planificar o resolver problemas: Se tiene dificultad para seguir una receta o hacer cuentas, dificultades de concentración y necesidad de mayor tiempo para hacer las cosas que siempre se han hecho.


3. Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre: Dificultad para completar tareas cotidianas, desorientación administrar el presupuesto o recordar las reglas de un juego conocido.


4. Desorientación de tiempo o lugar: Se olvidan fechas, estaciones y el paso del tiempo. Es posible que se les olvide donde están o como llegaron a un lugar determinado.


5. Dificultad para comprender imágenes visuales: Pueden tener dificultades en juzgar distancias y determinar color o contraste.


6. Nuevos problemas con el uso de palabras al hablar o escribir: Pueden tener problemas para seguir una conversación, es posible que se detengan en medio de una conversación sin saber cómo seguir o que repitan mucho lo que dicen. Pueden tener dificultades para encontrar una palabra concreta o que llamen las cosas con un nombre incorrecto.


7. Colocar cosas fuera de lugar: Pueden colocar las cosas en lugares incorrectos y luego acusar a otros de esconderlos o robarlos.


8. Disminución o falta de juicio: Pueden tener dificultades de razonamiento y para tomar decisiones. Puede verse disminuida su atención al cuidado personal y de su entorno.


9. Pérdida de iniciativa en el trabajo o en actividades sociales: Pueden tornarse más apáticos y pasivos perdiendo interés por temas que antes les motivaban.


10. Cambios en el humor o personalidad: Pueden mostrar conductas y actitudes que antes eran impensables. Pueden resultar más desconfiadas, introvertidas, desinhibidas, temerosas o ansiosas.

Compártelo: